Hijos de Ramón Oliver pone el broche final a su centenario con una emotiva celebración

23 octubre, 2017

Cien años no son nada, pero también lo significan todo. Cien años de trabajo, de alegrías, de sufrimientos, de muchos kilos levantados y kilómetros recorridos. Cada uno de esos años nos condujo a la noche del pasado 30 de septiembre en la que, rodeados de las personas que nos han acompañado en el camino, celebramos nuestro centenario. Esta gala conmemorativa, que tuvo lugar en el Museu Es Baluard, supuso el colofón a un año repleto de actos entre los que destacan el concurso de la Mejor Ensaimada del Mundo, la Menjaïmada y el de la Mejor Pizza de Mallorca.

A lo largo de la noche no faltaron los reconocimientos, tanto por parte de Hijos de Ramón Oliver hacia los ganadores de sus concursos, como a cargo de algunos de los proveedores más cercanos a nuestra distribuidora en agradecimiento a tantos años de trabajo conjunto. Gallina Blanca, el Grupo Ybarra y el Grupo Moretó no quisieron perder esta oportunidad. Relacionado con lo anterior. también queremos agradecer el apoyo recibido de la Asociación de Empresas de Distribución, que el 20 de octubre nos brindó un reconocimiento por nuestra trayectoria.

Uno de los momentos más emotivos de la noche fueron los discursos de Ramón Oliver, gerente de la empresa, y Chicho Oliver, su director comercial, así como la proyección de diferentes vídeos que homenajearon a los antiguos responsables de la empresa y que emocionaron, inevitablemente, a los presentes.

Ramón Oliver quiso recordar a todos aquellos que le habían precedido en el cargo: «Me acuerdo de Alonso, que tantos años estuvo de encargado con nosotros y que me enseñó lo duro que era, y es, el trabajo de almacén. Mi tío Juan Oliver, tío Juanete, que nos facilitó mucha documentación sobre los inicios de la empresa en 1917. Mi tío Tomeu, impulsor de la creación de las rutas de venta por los pueblos, abriendo una cartera importante de clientes cuya fidelidad todavía se mantiene a día de hoy. Mi padre Alfonso, que durante tantos años llevó la gestión del negocio, con el que aprendí y me formé como empresario y del que me siento muy orgulloso. Y para terminar, gracias tío Lluís, por todos estos años que he trabajado junto a ti y que han servido de transición a la tercera generación de nuestra empresa».

Por su parte, Chicho Oliver no dudó en asegurar que «formar parte de Hijos de Ramon Oliver es un sueño que vi cumplido hace una década. De niño siempre me fascinó ver cientos de miles de sacos de azúcar, subirme a las pilas de sacos amontonados y perderme por la nave, las máquinas envasadoras que empaquetaban azúcar y los camiones cargados de azúcar, harina y arroz».

La velada concluyó con un delicioso picoteo de Amida Cátering servido al ritmo del jazz de Saxophobia Funk Project. ¡Muchas gracias a todos los que vinieron a compartir una de las noches más especiales de nuestra vida junto a nosotros, por cien años más a vuestro lado!

A continuación presentamos una selección de fotos de la gala. Quien quiera verlas todas puede acceder desde aquí a nuestra página oficial de Facebook.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies